TIJUANA, Baja California (TorosDeTijuana.com-Armando Esquivel) 23 de mayo del 2020 – Víctor Castañeda se abre camino con pasos fuertes en busca de alcanzar su sueño de jugar en Grandes Ligas.
El lanzador egresado del sistema de desarrollo de Toros de Tijuana, se mantiene en ascenso constante en la organización de Cerveceros de Milwaukee y en 2019 cumplió con su segunda temporada completa en sucursales.

El “Sherman” debutó con Toros de Tijuana en la Liga Mexicana de Beisbol (LMB) en la campaña 2017 y luego de nueve juegos y récord de 3-1 en ganados y perdidos, fue negociado a la franquicia “ambarina”, para iniciar su peregrinar en 2018 en la Liga de Novatos con la escuadra de Helena, donde vio acción en catorce juegos, ocho de ellos como abridor.

En 2019 ascendió a la Clase A Media con el equipo de Timber Ratlers de Wisconsin y cerró el año en la Liga de Otoño con la novena de Glendale.

Su proyección para el 2020 estaba puesto para Doble A con los Shuckers de Biloxi o por lo menos en Clase A Avanzada en su sede de Carolina con los Mudcats.

“Después de jugar Wisconsin, que era la Clase A Media, me hablaron para que reportara a la Fall League y me tocó jugar en esa liga; me fue muy bien, entonces la preparación sería ya para Doble A o mínimo Clase A fuerte, esa es la preparación que tengo y esas son como las propuestas, pero como apenas empezábamos Spring Trainig no se alcanzó a definir eso todavía”, comentó en entrevista para el Podcast “Círculo de Espera Radio” que se distribuye en las plataformas de Toros de Tijuana.

En dos años de Ligas Menores, el derecho se ha mostrado como abridor y también fue utilizado como relevista y cerrador, sin embargo, su rápido desarrollo hizo que sus instructores rectificaran su intención y ahora lo preparan para iniciar juegos.

“Lo que quieren es que sea abridor; al principio así empecé en Helena porque yo terminé en Toros como abridor, entonces ellos me vieron abriendo y me dieron la oportunidad de abrir, pero tuve salidas regulares, entonces en ese momento me cambiaron a relevo y fue ahí cuando mi velocidad empezó a subir y ellos me vieron bien”, explicó.

Como abridor en la Liga de Novatos tuvo marca de 2-6 con alta efectividad en 5.13, pero su desempeño fue muy diferente en Clase A Media, donde fue asignado al bullpen en labores de relevo, al aparecer en 32 juegos, para sumar seis salvamentos y 4.50 en porcentaje de carreras limpias admitidas.

“Llegué a Wisconsin como cerrador y empezaron a ver que mi velocidad se mantenía por una o dos entradas y entonces me removieron de cerrador y se me hizo muy raro, ya hasta después me hablaron para informarme que iba a la Fall League como abridor”, agregó.

En la Liga Otoña de Arizona tuvo destacadas actuaciones para terminar con récord de 3-1 con 1.99 de efectividad, en seis duelos, cinco de ellos como abridor, además, ponchó a 28 y sólo regaló cinco bases por bolas.

“A mí me gusta más ser abridor y en la Fall League me sentí muy bien abriendo, como que volví a agarrar esa rutina y me sentía muy cómodo abriendo y por el momento lo que ellos quieren es que yo sea abridor”, aseguró.

Al arsenal de su brazo, Castañeda, quien debutó en la temporada 2018-19 con Tomateros de Culiacán en la Liga Mexicana del Pacífico (LMP), agregó el letal “Split Finger” que combina con cambio, slider y rectas que han alcanzado las 96 millas por hora.

Su rápido ascenso se ha visto detenido por la pandemia por el Covid-19 que mantiene en pausa al beisbol organizado en Estados Unidos, pero no le pierda de vista, porque este derecho sinaloense no quitará el pie del acelerador con el volante en ruta a las Grandes Ligas.