Estados Unidos.- Jeremy Cohen está logrando lo impensable en medio de la cuarentena desatada por el COVID-19 en Nueva York, ya que está intentado conquistar a su vecina Tori Cignarella pese a las restricciones que hay en la ciudad por la pandemia.

Su historia comenzó cuando ella decidió salir a tomar un poco de aire fresco y estirar las piernas en la azotea de su casa, ya que lo necesitaba para soportar el encierro.

Cuando estaba al aire libre, se sintió tan bien que se puso a bailar, en ese momento Jeremy, quien es fotógrafo profesional, se asomó a su balcón y vio a su vecina bailando, más tarde, él declararía a la revista Time que al verla bailar sintió una gran conexión con ella.

Entonces decidió contactarla, por lo que le empezó a hacer señas y gestos, luego de varios intentos, ella le respondió con un saludo.

Jeremy no se quedó contento con eso y decidió enviarle su número de teléfono con ayuda de un pequeño dron, y cuando el mensaje llegó a su vecina, ella le texteó, “¡Hola, soy la chica del techo!”.

Desde ese primer contacto, Tori y Jeremy comenzaron a mensajearse con frecuencia hasta que pactaron verse para comer juntos, y lo hicieron, aunque de forma virtual, ya que se vieron gracias a una videollamada. Sin duda una de las bondades de la tecnología.

 

 

Fuente: http://uniradioinforma.com