MÉXICO.- El daño cerebral causa varios tipos de disfunción, desde la pérdida completa de conciencia como ocurre en el coma, pasando por la desorientación e incapacidad para prestar atención, hasta el deterioro de una o varias funciones específicas que contribuyen a la conciencia.

De acuerdo con un artículo de investigación publicado en la Revista de Neurología, Neurocirugía y Psiquiatría, en el país los menores de edad con problemas de aprendizaje y conducta muestran una sintomatología diversa agrupada en varios síndromes relacionados con sus alteraciones psicobiológicas.

Sin embargo, el tipo y la gravedad de la disfunción cerebral dependen de la extensión de la lesión, de la localización, del daño y la rapidez con la que progresa la enfermedad.

Además, puede ser de dos tipos: generalizada difusa y limitada o localizada, de acuerdo con el Manual de Merck de Información Médica General.

La disfunción difusa es causada por trastornos que afectan a grandes áreas del cerebro Incluyendo los que producen anomalías metabólicas, las infecciones como la meningitis y la encefalitis, la presión arterial muy baja o muy elevada, abscesos cerebrales, tumores cerebrales grandes, traumatismos craneales cerrados o graves, entre otros.

La disfunción cerebral localizada es causada por trastornos que afectan un área específica del cerebro incluyendo; tumores cerebrales, accidente cerebrovascular, lesiones penetrantes de la cabeza y ciertos tipos de trastornos convulsivos.

Otros tipos de disfunción cerebral son:

Afasia: pérdida parcial o completa de la capacidad de expresar o comprender el lenguaje hablado o escrito y se debe a una lesión en las áreas del cerebro que controlan el lenguaje.

Disartria: pérdida de la capacidad de articular las palabras, aunque parece un problema de lenguaje en realidad se trata de una dificultad muscular causada por una lesión del tronco encefálico. Las personas afectadas pronuncian sonidos aproximados a lo que desean decir, sin embargo, no logran articular las palabras correctamente.

Apraxia: incapacidad para realizar tareas que requieren recordar patrones o secuencias de movimiento, es una discapacidad poco frecuente causada generalmente por una lesión de los lóbulos parietales o frontales.

Agnosia: otro tipo de disfunción cerebral y se refiere a la pérdida de la capacidad de asociar los objetos con su función habitual. Se produce por una disfunción de los lóbulos parietales y temporales occipitales del cerebro, donde se almacenan los recuerdos o la utilidad e importancia de los objetos, las imágenes y sonidos conocidos.

Amnesia: pérdida total o parcial de la capacidad para recordar experiencias o eventos ocurridos hace unos segundos, unos días o de más tiempo.

La pérdida de memoria incluye las acciones ocurridas justo antes de la amnesia o las ocurridas inmediatamente a la antigüedad de los recuerdos perdidos que varía desde unos segundos o unos días antes del comienzo de la amnesia hasta los recuerdos más remotos a largo plazo.

Fuente: http://uniradioinforma.com