Por: Octavio Fabela

TIJUANA.- Es probable que la estrategia de distanciamiento social no concluya el 30 abril, pues se estima que en esos días Baja California atraviese la etapa más alta de curva infecciosa, explicó el secretario de Salud en la entidad, Alonso Pérez Rico.

Afirmó que «por supuesto está en la mesa» ampliar el período de cuarentena para evitar la propagación del patógeno que hasta ayer domingo había cobrado la vida de 30 bajacalifornianos, 18 de ellos tijuanenses. 

«La semana nacional de distanciamiento sano es del 30 de marzo al 30 de abril, pero por supuesto está en la mesa eso, si entramos a mayo y el pico máximo de la curva epidémica», expresó.

Pérez Rico aclaró que el regreso a las actividades será en fases escalonadas y por grupos que la Secretaría de Salud determinará de acuerdo a edades y tareas a realizar.

«No vamos a regresar a nuestras actividades todos, y como dijo el gobierno federal no vamos a regresar todos en un mismo momento no va a acabar el 30 d abril y al otro día 1 de mayo ya vamos todos a abrazarnos, eso no va pasar», enfatizó.

Dado que Baja California ocupa el tercer lugar en casos acumulados confirmados de Covid-19, mientras que la Ciudad de México está en el primero y el Estado de México en el segundo, el secretario lamentó que la sana distancia, mecanismo de defensa primario para mitigar la propagación del virus no esté funcionando como debería, pues muchos bajacalifornianos siguen creyendo que el coronavirus no existe.

«Nos gustaría que funcionara más, por supuesto que sí, nos gustaría no ver gente y desafortunadamente hay gente que considera que esto no es algo real que nos está afectando», lamentó.

Respecto a la falta de personal médico que ha llevado a la Secretaría de Salud a hacer un llamado a doctores y enfermeras, Pérez Rico dijo que existe opción para quienes quieran ser contratados para la atención de pacientes con coronavirus en Baja California.

Sobre el ambiente que se vive en los hospitales, señaló que sí es similar al de una zona de guerra, pues se están preparando para lo peor esperando lo mejor.

«Ocupamos que no salgan que se queden en su casa, tenemos que planear para lo peor deseando lo mejor no podemos planear para lo mejor», concluyó el secretario.

Fuente: http://uniradioinforma.com